DESARROLLO WEB

Introducción:

A estas alturas, repetir la necesidad de una página web para cualquier tipo de negocio, por pequeño que sea, es reiterar una obviedad; de modo que no entraremos en ese terreno.

Aprovecharemos este espacio para comentar algunas cosas importantes que debes tener en cuenta para desarrollar tu primer sitio web (o para re hacerla) para que, mientras exploras tus posibilidades, tengas un poco más de información al respecto de las cosas a considerar:

Objetivo de tu página web:

Como ya hemos apuntado, sea cual sea tu negocio; probablemente sí, probablemente necesites una web. Tu página debe ser el punto de partida de tu presencia en el mundo digital. Es la fachada de tu negocio dentro de Internet.

Ahora bien, antes de empezar a pedir presupuestos y maquetas, piensa bien para qué la quieres. ¿Debe convertirse en una plataforma de venta? ¿Una plataforma informativa? ¿Un espacio en el que mostrar tus servicios? ¿Un espacio en el que gestionar una comunidad? ¿Simplemente un elemento de branding y contacto con tus clientes?

Debes formularte todas estas preguntas antes de empezar un proyecto de este tipo.

Si defines bien tus objetivos, cuando formules las preguntas adecuadas, éstas se responderán solas.

Preparando el desarrollo de tu site:

La creación de una nueva web es un proceso complejo que incluye muchas variables. Como decíamos, tu página web debe ser tu campamento base en Internet. Tu casa. La mayoría de acciones de marketing online que se lleven a cabo en el futuro, precisarán del apoyo y cobijo de tu página, así que más te vale pensarla y desarrollarla con mimo. Repasemos algunos puntos básicos a tener en cuenta desde el minuto 0:

  • Dominio y hosting: Es importante entender este tema: Montar una web no es gratis. Ni que la montes tú mismo, deberás abonar el precio del dominio y el hosting de la misma. Que quede claro: si tu web es cualquiercosa.blogspot.com, o cualquiercosa.wordpress.com o cualquiercosa.wix.com (o similares), tu web no es tuya. Tú estás aprovechando una funcionalidad de otra página (Blogspot, WordPress o Wix, en este caso), para montar un subdominio dentro de la misma, y ahí asentar tu pequeño chiringuito. Pero tú no eres dueño de esa página. Si mañana deciden cerrar Blogspot, y toman la decisión de eliminar todos los blogs que contiene, te darás cuenta de que sólo eras propietario del contenido, pero no del continente.Si quieres una página web, necesitas alquilar un dominio propio y un servicio de alojamiento web.

  • CMS: El CMS es la tecnología empleada para el desarrollo de una web.
    La palabra CMS es un acrónimo compuesto por las siglas de Content Management System, es decir, Sistema de Gestión de Contenidos. Los CMSs son plataformas que nos permiten desarrollar más fácilmente páginas empleando unos estándares de código que los navegadores pueden leer y los usuarios podemos manejar de forma relativamente fácil.El CMS más extendido del mundo es WordPress; pero hay muchos otros: Joomla, Drupal, Symphony, Angular y muchos otros, así como la posibilidad de desarrollar directamente en código HTML5, sin el uso de uno de estos gestores de contenido.Para la mayoría de proyectos, nosotros trabajamos en WordPress; ya que pese a que –como todos- tiene algunos fallos, es una tecnología muy versátil y cómoda; además de estar muy preparada para funcionar en clave SEO.
    Otra ventaja es que es una tecnología enormemente extendida, lo cual hace que resulte muy fácil encontrar plugins que solucionen funciones de todo tipo, o documentación para resolver cualquier problema.

  • Contenidos: Cualquier página web tiene como objetivo primero mostrar unos determinados contenidos al mundo; así que -lógicamente-, determinar el perfil de esos contenidos será uno de los pasos más importantes para el desarrollo de la misma.
    A lo largo de mi trayectoria profesional he acompañado el desarrollo de muchas páginas web, y los contenidos siempre son el punto más conflictivo y costoso. Considera que deberás invertir tiempo y/o dinero para disponer de unos contenidos de calidad.
    La producción del contenido debe partir de una definición estratégica de la arquitectura del site. Y ese paso, en muchas ocasiones, implica que una empresa re defina de forma organizada su estructura de productos y servicios. Hacer una página web es un movimiento estratégico muy relevante para una empresa: No vale sólo con alguien que técnicamente sea capaz de desarrollarla, necesitas a alguien que te guíe en todos los elementos de gestión involucrados en el desarrollo de la misma.

  • Aspectos legales: Un punto olvidado a menudo, pero que por supuesto no podemos pasar por alto. Muchos creen que Internet es el paraíso salvaje dónde todos podemos subir, decir y ofrecer lo que nos plazca, pero la realidad es que cualquier página web que genere unos ingresos o sea susceptible de vulnerar alguna ley de propiedad intelectual está sujeta a una legislación, sea del país dónde está alojada (dónde esté su hosting) o del gobierno correspondiente al público al que se dirige.
    Puedes leer más sobre legislación correspondiente a las páginas web en este enlace del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital: Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico.
    Así pues, cuando te dispones a desarrollar una página web, deberás tener en cuenta estos aspectos legales. En caso de que procedas a dar este paso con alguien de mi perfil (un consultor con experiencia en temas de marketing digital), éste te podrá recomendar si necesitas:

    • Tus servicios jurídico-legales internos: En caso de que seas parte de una empresa que disponga de estos recursos.
    • Contratar a un abogado para gestionar estos temas legales: En mi caso, cuento con un partner especializado en consultoría legal aplicada al ámbito digital.
    • Tener en cuenta las consideraciones básicas: Como vigilar la propiedad intelectual del contenido que compartes, redactar un modelo de Aviso Legal acorde a tu actividad, vigilar la “Ley de Cookies” o asegurar que no haces un uso indebido de tu base de datos.

En todo caso, nos ocuparemos de que no tengas problemas legales.

¿Cómo funciona?

Como has podido ver en los puntos iniciales, desarrollar una web no es un proceso sencillo. Hay muchos elementos involucrados. Si además queremos que esta página web compita a nivel SEO en determinados nichos, o queremos convertirla en un e-commerce; todavía hay más elementos que deberemos tener en cuenta.

En el caso de que desees trabajar conmigo, es imprescindible partir de un primer análisis que nos permita situar una idea de todo lo que deberemos considerar para abordar el proyecto:

  • Análisis inicial: Estudio situacional del cliente. Qué objetivos pretende alcanzar, de qué recursos dispone, qué tiene más sentido implementar. Creamos conjuntamente un diagrama para definir todos los pasos posteriores y optimizar los recursos a emplear, ya que no magnificaremos un proyecto por encima de las necesidades del cliente.En este análisis inicial, te asesoraré para que tomes las decisiones más adecuadas respecto a los puntos comentados previamente.

¿Hay presupuestos pre fijados para páginas?
No. Nunca.

Pero… ¿Rangos de precios ni que sea?
No. Cada proyecto es un mundo y debe ser tratado como tal. No creemos en los packs de “web básica a XXX€”, ya que no creemos en el concepto de “web básica”. Todos los presupuestos los diseñamos a medida.

  • Creación de un equipo de trabajo: Acorde a las necesidades establecidas en el análisis inicial, procederemos a diseñar un equipo de trabajo que se encargará del desarrollo de tu web. En función de las necesidades establecidas, este equipo puede ser más o menos amplio.
    Dentro de este equipo, también involucraremos miembros de tu empresa; sea para que nos orienten (ya que siempre conocerán mejor el producto y el sector que nosotros mismos) o para que se encarguen de determinados puntos (creación de contenidos, solventar aspectos legales, entre otros). Dentro de este equipo, y siempre en función de las necesidades del cliente, podemos contar con diseñadores (si es necesario maquetar la página a medida), programadores, expertos en Usabilidad y CRO (Conversion Rate Optimization), expertos legales u otros perfiles.

Yo no soy ni diseñador ni programador. Yo me encargaré de ayudarte a definir la web que necesitas, y luego seré la persona con la que hablarás para supervisar su desarrollo.

  • Desarrollo y lanzamiento: Siempre acompañamos el desarrollo de una página con una propuesta de acciones de lanzamiento, que variarán en función de los objetivos del cliente.

Ventajas:

  • Presupuestos a medida: Nada de packs. Nada de rollos pre establecidos. Todo lo haremos a medida de lo que necesitas. No vas a tener que gastarte un euro más de lo necesario, pero tampoco vas a tener que hacer tu web de cero al cabo de seis meses porque quisiste gastarte un euro de menos.
  • Proyectos con base estratégica: No haremos una web por hacer. Repasaremos tus objetivos contigo y juntos diseñaremos una estrategia para que realmente puedas alcanzarlos.
  • “Tailored projects”: Tu web va a ser tu casa en Internet, debes sentirte cómod@ en ella. No vamos a imponerte metodologías ni tecnologías que nos resulten cómodas: configuraremos un equipo a tu medida y te daremos justo aquello que estabas buscando.

¡Quiero contactarte!